Posicionamiento sobre los resultados de la Auditoría 2017 subsidio ordinario (U006)

El ejercicio de los recursos se ha realizado de manera transparente y responsable, en beneficio de los estudiantes y de la sociedad jalisciense y de nuestro país
El ejercicio de los recursos se ha realizado de manera transparente y responsable, en beneficio de los estudiantes y de la sociedad jalisciense y de nuestro país
 
Con motivo de los resultados de la auditoría realizada a la Universidad de Guadalajara por la Auditoría Superior de la Federación, Programa Presupuestario U006 Subsidio Federal año 2017, esta Casa de Estudio expresa y aclara lo siguiente:
 
1. La Universidad de Guadalajara es una Institución de Educación Superior responsable y comprometida, que en todo momento ha cumplido con las normas federales y estatales en materia presupuestal, contable, de transparencia y rendición de cuentas, y que está alineada a las políticas educativas nacionales.  
 
2. Nuestra Casa de Estudio tiene el Subsidio Ordinario Federal por Alumno más bajo entre las Universidades Públicas Estatales (UPES); no obstante, ha mantenido un gasto eficiente, responsable y racional, que le ha permitido sostener un importante ritmo de crecimiento en sus indicadores académicos y en el aumento de su matrícula.
 
En los últimos seis años esta Universidad ha creado 46 mil  espacios educativos, un crecimiento del 19%, y ha mejorado significativamente sus indicadores en docencia, investigación, innovación e internacionalización, lo que le ha merecido ser considerada por los rankings internacionales (QS) como la Universidad número uno entre las UPES mexicanas y la número 47 en Latinoamérica.  
 
3. En los últimos seis años, nuestra Casa de Estudio ha sido auditada y ha atendido las observaciones y recomendaciones de la Auditoría Superior de la Federación (2012-2017), de la Auditoría Superior del Estado de Jalisco (2014 y 2017), de la AMOCVIES (Auditoría a la matrícula 2013-2018), del despacho Price Waterhouse Coopers (Cuenta Universitaria 2012-2015) y del despacho Salles Sainz Grant Thornton (Cuenta Universitaria 2016-2018).
 
4. La Universidad de Guadalajara es una de las más sanas y sostenibles financieramente, en buena medida producto de la reforma a su Sistema de Pensiones y Jubilaciones, mismo que es ejemplo a nivel nacional. 
 
Asimismo, y producto de su manejo financiero pulcro, la Institución no tiene adeudos con el Servicio de Administración Tributaria (SAT), con el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT), ni con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)
 
5. Es muy importante contextualizar que, en el ejercicio fiscal 2017, la Universidad de Guadalajara recibió la cantidad de $5,906,229,900 pesos provenientes del Subsidio federal (U006), de los cuales la Auditoría Superior de la Federación ha observado un monto global de 303.7 millones de pesos, lo que representa 5% del total.
 
Las observaciones recibidas fueron dos: una por $96,649,606.11 pesos, correspondiente a gasto de operación y cuya comprobación ya fue entregada a la ASF, y otra por $207,051,404.19 pesos, que se encuentran en ejercicio, ya que corresponden a una obra de infraestructura en proceso de ejecución (el Museo de Ciencias Ambientales de la UdeG), cumpliendo con todas las normas que aplican para el desarrollo de infraestructura física.
 
6. La Universidad de Guadalajara, como todas las UPES, recibe subsidio del Gobierno Federal y Estatal conforme a los Convenios de Apoyos Financieros y sus Anexos de Ejecución respectivos, que incluyen un calendario de ministraciones mensuales. Sin embargo, de manera frecuente la entrega de dicho subsidio es tardía, lo que luego imposibilita su ejercicio en los periodos fiscales establecidos. Este es un problema estructural de carácter nacional, no atribuible a las universidades públicas.
 
En el caso de los recursos para el Museo de Ciencias Ambientales, éstos se recibieron en dos ministraciones: la primera por 125 millones de pesos el 31 de octubre de 2017 y la segunda por un monto igual el 21 de diciembre de 2017 y la segunda por un monto igual el 21 de diciembre de 2017con el mandato de ejercerlos al 31 de diciembre de ese mismo año. Al ser una obra de infraestructura, la adjudicación debe realizarse a través de licitación (de acuerdo con la normatividad aplicable), procedimiento que lleva varios meses para su cumplimentación. 
 
7. Cabe señalar que, derivado de los retrasos en las ministraciones de los recursos observados, la Universidad de Guadalajara obtuvo autorización expresa de la Dirección General de Educación Superior Universitaria de la Secretaría de Educación Pública federal para continuar con el ejercicio de los mismos, hasta por un año después de haber sido recibidos.
 
Por todo lo anterior, la Universidad de Guadalajara reitera que las observaciones de la ASF no representan ni daño ni perjuicio a la Hacienda Pública Federal, toda vez que el ejercicio de los recursos se ha realizado de manera transparente y responsable, en beneficio de los estudiantes y de la sociedad jalisciense y de nuestro país. 
 
A t e n t a m e n t e
“Piensa y Trabaja”
Guadalajara, Jalisco, 4 de marzo de 2019


 

Texto: Prensa UdeG
Fotografía: Archivo UdeG