Concluye restauración de murales en Biblioteca Iberoamericana Octavio Paz

Los trabajos, por parte del personal del Cencropam, duraron tres meses. Aún está pendiente la reapertura del recinto

Más relucientes lucen los colores rojos de los murales de David Alfaro Siqueiros y Amado de la Cueva tras el arduo trabajo emprendido por los restauradores del Centro Nacional de Conservación y Registro del Patrimonio (Cencropam), dependiente del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

Durante tres meses, 10 profesionales hicieron limpieza de polvo adherido, consolidación de resane y reintegración cromática de la obra Ideales agrarios y laboristas de la Revolución de 1910.

“La última intervención que se había hecho fue en 1992, cuando el inmueble se convierte en biblioteca. Encontramos que había mucho polvo. La conformación del muro poniente tenía un depósito de polvo inusual, había una capa que con limpieza se logró restituir el brillo de los colores”, dijo el restaurador Renato Paperetti.

Mencionó que el inmueble, que data de hace más de cuatro siglos, presenta grietas estructurales que cubren toda la nave y que no se pueden ocultar, pero que se intervinieron. También se intervino la escamación de pintura y la pérdida de capa pictórica en algunas zonas.

Este mural fue realizado al temple y los pigmentos son menos resistentes que los frescos, por lo que el trabajo se hizo con sumo cuidado.

Uno de los hallazgos fue el color original de la bóveda, que era un beige más oscuro que el que se percibía, mismo que fue reincorporado.

“El color original era un encalado, quizás un poco más transparente, pero con el tiempo se deterioró; entonces se refrescó con la misma técnica inicial, por lo que resaltan más los rojos de las estrellas a cómo se veían antes”, compartió Paperetti.

En cuanto a la obra Olimpo house (creada por Jesús Guerrero Galván, José Parres Arias, Alfonso Michel y Francisco Sánchez Flores), sólo presentaba incrustaciones de hollín, producto del incendio provocado en diciembre de 2017.

Uno de los desafíos de este mural, que sus autores dejaron inconcluso, era extraer los restos de humo sin borrar el grafito de los dibujos, situación que se logró.

Para la realización de estos trabajos por parte de los restauradores del Cencropam, la Universidad de Guadalajara destinó 2 millones 98 mil 570 pesos.

Este recinto abrió sus puertas hoy para la realización de la Reunión del Consejo Directivo del Centro Latinoamericano de Administración para el Desarrollo (CLAD), que se llevará a cabo del 6 al 9 de noviembre, en las instalaciones del Conjunto de Artes Escénicas y el Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas.

Aún no está definida la reapertura de la Biblioteca Iberoamericana Octavio Paz al público en general.

Olimpo house

El mural, que data de 1930 y 1931, está ubicado en una sala superior del lado suroeste de la biblioteca. Comparte como tema común a la mujer y su maternidad. Los cuatro muros que lo conforman están inconclusos. En éste son visibles los trazos compositivos y de dibujo. Se ignora por qué no fue terminado.

Ideales agrarios y laboristas de la Revolución de 1910
Su extensión es de 480 metros cuadrados y abarca los cuatro muros de la nave principal y la cúpula. Entre los elementos iconográficos que lo componen son la representación de los gremios de mineros, alfareros, mecánicos, electricistas y agricultores, así como una alegoría a Emiliano Zapata.

A t e n t a me n t e
"Piensa y Trabaja"
Guadalajara, Jalisco, 6 de noviembre de 2018

 
Texto: Iván Serrano Jauregui
Fotografía: Fernanda Velázquez